fotógrafo profesional boda

ANTONIO CALATAYUD. EL DÍA QUE ELEGÍ SER FOTÓGRAFO PROFESIONAL

“Fotografiar es colocar la cabeza, el ojo y el corazón en un mismo eje”. Henri Cartier-Bresson

En esta sección quiero contarte por qué decidí desempeñar la carrera de fotógrafo profesional y que me conozcas un poquito más

Siempre he sido un apasionado del cine y ya desde pequeño tenía claro que quería dedicarme al arte audiovisual. Colgado de una cámara allá donde iba, decidí que quería dedicarme profesionalmente a mi pasión.

Me matriculé en Comunicación Audiovisual para adquirir conocimientos y convertirme en un especialista en los diferentes lenguajes: fotografía, cine, vídeos, soportes multimedia, televisión y radio. Durante los últimos años de carrera me lancé al mundo laboral y empecé a trabajar en películas como “meritorio de decoración”. Resultaba un trabajo interesante por mi pasión por el cine, pero la decoración no era lo mío, así que empecé a alternar diferentes puestos de trabajo como edición y ayudante de cámara.

En 2004 me licencié y en el momento tuve la posibilidad, cogí una cámara y empecé a grabar y a trabajar como operador de cámara. Era lo que realmente me gustaba y dónde iba a poner todo mi empeño.

Mis trabajos como fotógrafo profesional

Durante mi trayectoria profesional, he trabajado con muchísimas productoras, haciendo ficción, publicidad, corporativos y programas. De todas y cada una, extraigo una valiosa experiencia.

De forma paralela empecé a producir bodas y poco a poco se fue despertando en mí la curiosidad por este nuevo mundo: la fotografía de boda. Decidí entonces formarme en ese camino y asistir a cursos con algunos de los mejores fotógrafos de bodas a nivel mundial como Tyler Wirken, Brett Butterstein, Mauricio Arias, Huy Nyunguen. Mi objetivo lo tenía más claro que nunca, quería enfocar mi trabajo al fotoperiodismo en bodas y crear mi marca en torno a este concepto

Mis trabajos para la fotografía de boda son fotografía real. El concepto Real Photo trabaja fotografía sin posados, capturando con naturalidad los momentos más emotivos, sin forzar y sin poses.

En Calatayud Estudio hago reportajes fotográficos de bodas donde muestro con la mayor naturalidad posible, los hechos que suceden durante el día de la boda. A la caza de los momentos y huyendo de lo preparado y artificial. Abogo firmemente por lo natural y espontáneo. La fotografía artística de boda también tiene su presencia en mis trabajos, sobre todo en los reportajes de fotos postboda. Me apasiona iluminar las escenas y utilizar el flash fuera de cámara.

Calatayud Estudio es mi marca y en ella plasmo todo lo aprendido y lo que queda por aprender.

Si necesitas de mis servicios, contáctame sin compromiso, estaré encantado de colaborar contigo y orientarte en todo lo que necesitas.