SSoy Antonio Calatayud, la persona que está detrás de Calatayud Estudio. Me considero una persona muy afortunada por el simple hecho de dedicarme a lo que realmente me apasiona, la fotografía. Gracias a ella se puede hacer feliz a mucha gente, porque cada instante es único, cada foto es diferente, irrepetible… y eso la hace excepcional. Si quieres que compartamos momentos únicos e irrepetibles te aseguro que haré todo lo posible por conseguirlo.

Siempre he sido un apasionado del cine y la fotografías. Ya desde muy pequeño tenía claro que quería dedicarme al arte audiovisual. Colgado de una cámara allá por dónde iba decidí que quería dedicarme profesionalmente a mi pasión.

Me matriculé en Comunicación Audiovisual para adquirir conocimientos y convertirme en un especialista en los diferentes lenguajes: fotografía, cine, vídeos, soportes multimedia, televisión y radio.

Durante los últimos años de carrera me lancé al mundo laboral y empecé a trabajar en películas como “meritorio de decoración”. Resultaba un trabajo interesante por mi pasión por el cine, pero la decoración no era lo mío, así que empecé a alternar diferentes puestos de trabajo como edición y ayudante de cámara.

En 2004 me licencié y en el momento tuve la posibilidad, cogí una cámara y empecé a grabar y a trabajar como operador de cámara. Era lo que realmente me gustaba y dónde iba a poner todo mi empeño.

Durante mi trayectoria profesional, he trabajado con muchísimas productoras, haciendo ficción, publicidad, corporativos y programas. De todas y cada una, extraigo una valiosa experiencia.

De forma paralela empecé a producir bodas y poco a poco se fue despertando en mí la curiosidad por este nuevo mundo: la fotografía de boda. Decidí entonces formarme en ese camino y asistir a cursos con algunos de los mejores fotógrafos de bodas a nivel mundial como Tyler Wirken, Brett Butterstein, Mauricio Arias, Huy Nyunguen.

Mi objetivo lo tenía más claro que nunca, quería enfocar mi trabajo al fotoperiodismo en bodas y crear mi marca en torno a este concepto

 Mis trabajos para la fotografía de boda son fotografía real. El concepto Real Photo trabaja fotografía sin posados, capturando con naturalidad los momentos más emotivos, sin forzar y sin poses.

En Calatayud Estudio hago reportajes fotográficos de bodas donde muestro con la mayor naturalidad posible, los hechos que suceden durante el día de la boda. A la caza de los momentos y huyendo de lo preparado y artificial. Abogo firmemente por lo natural y espontáneo.

La fotografía artística de boda también tiene su presencia en mis trabajos, sobre todo en los reportajes de fotos postboda. Me apasiona iluminar las escenas y utilizar el flash fuera de cámara.

Calatayud Estudio es mi marca y en ella plasmo todo lo aprendido y lo que queda por aprender. Si necesitas de mis servicios, contáctame sin compromiso, estaré encantado de colaborar contigo y orientarte en todo lo que necesitas.

¿Trabajemos juntos?

Cuéntame más sobre tu proyecto

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur.

LET’S TALK