ENRIQUE Y ANA | FOTOGRAFÍA DE POSTBODA EN RUBIELOS DE MORA

Las sesiones postboda son sin duda un momento donde puedes disfrutar haciendo fotos sin agobios y sin las  prisas del día de la boda. Así que cuando Ana y Enrique nos propusieron ir a hacer la postboda a Rubielos de Mora no nos lo pensamos dos veces y para allí que nos fuimos. Rubielos está repleto de rincones y detrás de cada portón se esconde un patio y unas estancias alucinantes. Pasamos una tarde genial paseando por allí y parándonos en cada rincón para buscar una luz o un fondo. Aunque para nosotros lo más importante es que las sesiones postboda se conviertan en una experiencia dónde os lo paséis y os divirtáis tanto como nosotros. Y así fue, creo que esa alegría es fundamental porque se refleja en las fotos y conseguimos captar unos recuerdos que son muy especiales.