fotógrafos-bodas-en-valencia

6 razones por las que necesitas SI o SI un fotógrafo de bodas

Saber elegir el fotógrafo de bodas es fundamental para el día de tu boda. Seguramente será uno de los días más importantes de tu vida y querrás que tus recuerdos, junto a familiares y amigos, reflejen esos momentos mágicos del día de tu boda.

Todos sabemos que, uno de los recuerdos más preciados de este día tan especial son las fotografías. Saber captar la esencia del día, los momentos más íntimos y vuestro estilo, no es cosa de amateurs. Las fotos son para toda la vida y la recomendación es dejarlo en manos de profesionales, si no queremos arrepentirnos demasiado tarde.

Quizás tengas amigos o familiares que se ofrezcan a ello y lo harán con todo el cariño del mundo, pero has de considerar que no necesitas miles de fotos de todo lo que sucede ese día, necesitas alguien que, con mucho tacto y sensibilidad, haga las fotos más representativas y especiales del día de tu boda.  Necesitas un profesional.

Un buen fotógrafo de bodas pasa desapercibido, es el invitado invisible de la boda. Es el encargado de captar los momentos mágicos que suceden durante ese día, por ejemplo, la mirada del novio viendo llegar a la novia o el abrazo espontáneo de una amiga durante la ceremonia.

Así pues, te mostramos 6 razones por las que definitivamente prescindirás de un fotógrafo aficionado y te decidirás por un fotógrafo de bodas profesional:

  1. Personalización. El primer paso para contar con un fotógrafo de bodas es tener una reunión previa para conocerse. En esta reunión el fotógrafo escuchará vuestros deseos y definiréis el estilo de las fotos. Además, os hará recomendaciones y dará consejos que, quizás, vosotros ni os habíais planteado. Recuerda que la experiencia es un grado y un buen fotógrafo de bodas está especializado en este tipo de eventos.
  2. Exclusividad. En una boda suceden muchas cosas en cuestión de segundos. El fotógrafo de bodas estará a la caza de todos los momentos especiales. Miradas, abrazos, gestos, complicidad. Estará pendiente, en exclusiva, de todo lo que suceda en vuestra boda.
  3. La calidad de la fotografía no es el resultado únicamente de hacer buenos planos. Depende también de las herramientas que utilicemos. Un fotógrafo de bodas dispone de un buen equipo fotográfico que utilizará según las necesidades que vayan surgiendo. Momentos de más o menos luz, primeros planos, plano detalle o el brillo de una mirada, requieren de sofisticados equipos que, sin duda, harán de tus fotos de boda un pequeño tesoro lleno de momentos inolvidables.
  4. Postproducción. Una vez realizadas las fotos, necesitan pasar por la fase de postproducción y realizar las correcciones necesarias. En esta fase, las fotos mejoran en calidad y, además, no se descartarán fotos que os gusten y que puedan ser incorporadas al álbum de vuestra boda.
  5. Álbum de bodas. El objetivo último de contratar a un fotógrafo de bodas es, sobre todo, tener un álbum fotográfico con todos los recuerdos del día de vuestra boda. Un fotógrafo de bodas te las entregará en papel fotográfico de calidad, así como en diferentes tamaños y materiales. Según el acuerdo al que lleguéis.
  6. La libertad. Tener un fotógrafo de bodas para ese día, te dará la libertad para estar tranquilos y no tener que preocuparse por nada más que disfrutar del día, de los amigos y de la familia.

 

¿Añadirías alguna razón más?

Desde Calatayud Estudio nos gustaría que el día de tu boda se convirtiese en el día más feliz de tu vida y, para ello, ponemos a tu disposición amplias posibilidades y recursos del mundo de la fotografía que convertirán, cada momento de vuestra boda, en los recuerdos más bonitos de vuestra feliz historia de amor.

¿Hablamos? Ponte en contacto con nosotros y te asesoramos sin ningún compromiso.